PROOF OF CONCEPT

PROOF OF CONCEPT

La elaboración de una Prueba de Concepto (PoC) en las instalaciones del cliente, tiene como objetivo validar una serie de aspectos técnicos y funcionales de una solución específica, por parte de las diferentes áreas implicadas de fábrica.

Toda prueba de concepto esta referenciada a un proyecto global que el cliente quiere acometer en breve y del que extraemos una fracción representativa donde aplicar y validar los requisitos previamente definidos.

Un ejemplo claro podría ser la implementación de un control de Producción en toda una sala de Envasado.

El proyecto global sería implementarlo en toda la sala, la prueba de concepto podría estar limitada a una línea o a la máquina que es nuestro cuello de botella. De esta forma un porcentaje importante de las funcionalidades del sistema global se pueden contrastar en la prueba de concepto.

La prueba de concepto es una herramienta que va a permitir al cliente minimizar los riesgos en el momento de afrontar un proyecto de envergadura en inversión,  dado que podrá contrastar aspectos críticos del proyecto.

La consecución de los objetivos marcados en la prueba de concepto serán la antesala a la implementación global del proyecto en las instalaciones del cliente.